Acerca de… Ya sabía yo que me iba a arrepentir.

image

De no haber cogido la bici al salir de casa el jueves. No por ir en bici, como todo el mundo sabe mi culo está un poco harto, si no por el paraguas y el chubasquero que llevo en las alforjas.
De momento voy a usar la estrategia de los nativos, mirar como llueve mientras esperamos a que escampe. Al menos he cenado antes de subir al tren en Eindhoven.
Pues eso, bienvenido a los Países Húmedos… Digo, Bajos.

Menos mal que Eduardo Mendoza me hace buena compañía:

“Atravesamos el lóbrego vestíbulo sin que la portera, absorta en sus quehaceres, a juzgar por las fumaradas de fritanga que emanaban de su cubículo, nos diera el alto y subimos a pie al último piso”
El Laberinto de las aceitunas, Eduardo Mendoza.

 

Jaume.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s