Acerca de… el aeropuerto acogedor

image

Sí, cuando llegas con el autobús ya se nota algo distinto, da la sensación de aquel Barajas de imágenes de archivo. Parece antiguo, como si no lo hubieran renovado desde los 70.
Pero es que luego al entrar resulta bastante acogedor, nada de esa mega construcción de la T4 o de Schiphol. Nada de blacos inmaculados o tensores, el suelo de parqué da un sensación muy cálida. Además lo puedes abarcar con la vista… todo, es fácil hacerte una idea de donde están las cosas.
image

Es curioso, el aeropuerto de Rotterdam, ciudad industrial y comercial por excelencia (El mayor puerto de Europa según la wikipedia), es pequeño, muy pequeño. Si estuvieramos en España pensaría que el ayuntamiento (o la provincia) de Rotterdam ha tenido muchos años un gobierno opuesto al gobierno nacional y los han castigado no dando apoyo al aeropuerto. Aquí, me da la sensación de que ha habido algo de planificación a nivel nacional. Hay un tren que conecta muy rápido Roterdam y Schiphol (El aeropuerto de Amsterdam) no hace falta tener otro mega aeropuerto. Bueno, puede que esté idealizando a los holandeses.
Una cosa que llama la atención es lo que hay aquí anunciado en las pantallas y paredes. Por supuesto hay algún anuncio de destinos turísticos y de ropa (mayoritariamente de hombre), pero lo que abunda son los anuncios para empresas: herramientas para mejorar la productividad en la oficina, empresas de logística, empresas siderúrgicas; anuncios con gruas, contenedores, barcos de mercancias, remolcadores… ahí sí que se nota cerca de donde estamos y cual es el público que visita este aeropuerto. Y eso también explica por que los billetes son muuuucho más caros desde aquí que desde los otros aeropuertos de Holanda, menos en navidad.

Acerca de… Museo Boijmans Van Beuningen

Hace unos días estuve en Rotterdam para ver el museo Boijmans Van Beuningen.

Museo Boijmans Van BeuningenMe llevé una sorpresa porque en la exposición temporal había un nombre conocido… un tal Man Ray al que yo tenía por fotógrafo. Pero en realidad era una exposición sobre escultura y fotografía de tres autores Brancusi, Rosso y Man Ray. Lo que nos presentan no son solo las esculturas, sino las fotos de las mismas, que nos permiten ver detalles que no apreciamos en directo. Es interesante como gracias a las fotos, que en muchos casos eran la finalidad de todo el trabajo, podemos ver las  algunas esculturas que ya no existen, porque el autor las modificó o porque se han perdido y seguir la creación de la obra. También es interesante una reflexión que nos presentan sobre la popularización de la fotografía: En aquellos años, a principios del s. XX, se hacen populares las cámamas con carrete (Gracias a Kodak), lo que hizo que cualquiera pudiera hacer sus propios retratos. Como cualquiera puede hacer fotos, el artista fotógrafo tiene que hacer otra cosa. Por eso Man Ray hacía rayografías… porque bueno, esa es la diferencia entre los artistas fotógrafos y los que solo hacemos fotos. Es curioso como ese debate ha revivido con la fotografía en las redes sociales, para muestra un botón.

En la exposición permanente hay cuadros de autores europeos de todas las épocas pero sobretodo de pintores holandeses. De estos últimos lo que me llama la atención, igual que en otros museos, son esos cuadros que tienen hasta 500 años, independientemente de quien los pintara, eso no tiene precio.

Hay bastantes cuadros religiosos, de esos llenos de detalles y símbolos que es divertido intentar descifrar. En este por ejemplo:

La última cena de Jörg Ratgeb. De entre 1505 – 1510, acabada de descubrir América ¡Tiene 500 años! Para verlo en grande pinchad en la imágen.

Judas lleva la bolsa atada al cuello para que todo el mundo lo reconozca. Hay justo 12 bastones, cada uno para un apóstol. Y qué me decís los botánicos de las plantas que hay por el suelo, perfectamente dibujadas, eso no está ahí por casualidad, hay justo 12. Por no hablar del apóstol que se suena los mocos y de la bufanda de rabino tirada en el suelo… muy simbólico.

Ahora, echadle un vistazo a estos cuadros en que sale la Virgen María:

“Jesús en casa de Marta” de Pieter Aertsen. De 1553. Para verlo grande pinchad en la imagen.

“La Anunciación” de Meester van de Virgo inter Virgines de entre 1470 y 1500. Al que encuentre al niño Jesús le doy un premio. Para ver la imagen en grande y aclaraciones sobre el autor pinchad en la foto.

Otra Anunciación, de autor desconocido de entre 1485 y 1500. Para verlo en grande pinchad en la imagen.

¿Qué tienen en común?

¡Los lírios! He estado investigando en páginas especializadas y los lirios simbolizan la pureza virginal de María ¡Que interesante! Pues estos cuadros están llenos de estas cosas. No puedo negar mi educación religiosa ¿Verdad?

Pero donde más he disfrutado es en la colección de diseño. Es una exposición de cosas (muebles, lámparas, cubiertos… de todo) pero puesto en contexto en la historia del diseño, explicando la evolución por ejemplo de los tiradores de las puertas. Si os gusta pasear entre muebles y otras cosas más pasadas de moda que antiguas os lo recomiendo.

Jaume